Deportes / Golf

10/20/2017 | comentarios (0)

Sergio García comienza al mando en Valderrama

Sergio García no ha podido comenzar de mejor manera la defensa del Andalucía Valderrama Masters. Con una vuelta de 66 golpes (-5) colidera la clasificación junto al holandés Joost Luiten. El anfitrión del torneo toma posiciones gracias a un juego muy sólido y un gran acierto en los greenes. A solo un golpe ha terminado Pablo Larrazábal (-4), empatado con el inglés Robert Rock. La lluvia ha suavizado algo la habitual dureza del campo, pero Valderrama no perdona los errores, como ha comprobado Jon Rahm, que ha pagado cara la novatada en su debut con 74 golpes (+3).

Sergio García comienza al mando en Valderrama

Redaccion | Sotogrande

“Estoy muy contento”, comentaba Sergio tras su vuelta en la que ha firmado birdies al 3, 4, 6, 10, 12, 15, 18 y bogeys al 1 y 8. “Ha sido un día sólido, el campo estaba blando por la lluvia y era un poco más fácil atacarlo, pero había que pegar golpes muy buenos. He estado fino durante casi todo el día y le he pegado bien a la bola si exceptuamos el drive del hoyo ocho. Los greenes estaban rápidos, más aún cuando llegamos a la segunda mitad”.

Sergio ha disfrutado del calor del público, que lo ha animado durante toda la vuelta. “Ha sido genial. A primera hora de la mañana ha venido mucha gente, con muchos chavales y ha sido estupendo”. Curiosamente, ha hecho birdie en todos los pares 3. “Creo que no me había pasado nunca. Cuatro doses… quizá haciendo eagle en algún par cuatro, pero creo que nunca he hecho cuatro doses en los pares tres”.

“Otras veces hemos jugado Valderrama blando como hoy, con más o menos viento, pero tampoco diría que ha sido su versión más asequible porque había brisa, no era tan sencillo como parecía. Estos greenes no son fáciles porque las banderas están en sitios complicados, hay muchos putts que casi no los puedes ni pegar y es difícil aguantar la línea con un poquito de brisa. Ha sido una combinación de buen juego, algún que otro buen approach, buenos putts, y ha estado bien”.

La paciencia ha sido la gran aliada de Pablo Larrazábal para terminar la jornada a un golpe de los líderes. Pese a comenzar con bogey al 1, el barcelonés mantuvo la calma, controló la vuelta y despegó con birdies al 9, 10, 11, 16 y 17. “He empezado pegando al drive espantosamente mal: en el uno he tenido que jugar de tres a green porque no tenía oportunidad de tirar de dos; en el dos igual, hook a 60 ó 70 metros a la izquierda de la calle y con una gran madera tres entre árboles he salvado el par. Ahí me lo he creído un poco y he empezado a jugar mejor. El primer birdie ha caído en el nueve y ahí ha arrancado la vuelta. Luego, dos buenos putts en el 10 y el 11, hemos tenido paciencia y después ha habido que esperar el momento porque sabía que la vuelta la tenía medio hecha.”

Valderrama reúne tres factores que Pablo disfruta especialmente: “jugar aquí en el sur, que es un campo difícil en el que con vueltas alrededor del par puedes hacer daño, ya que no me gusta salir al campo por la mañana y pensar que hay que hacer seis o siete bajo. Desgraciadamente, en el Tour Europeo es un poco así. Se ganan torneos con -20 muchas semanas y eso me cuesta mucho, ya que si no haces un birdie en los cinco o seis primeros hoyos ya vas con la soga al cuello. Valderrama es diferente: es un campo que si haces cuatro vueltas de una bajo par vas a estar dando guerra el domingo. Y otro factor son los greenes rápidos: me encanta patear en greenes rápidos, en greenes buenos, y Valderrama tiene los tres o cuatro mejores greenes del Tour con Abu Dabi, Dubái y el Open de Francia. Se juntan esos tres factores que hacen que de vez en cuando salga una vuelta buena”.

“El campo está blando, pero está bueno” -continúa. “Esto es Valderrama, es el Augusta National de Europa. En Augusta si llueve como en 2003, que es la única vez que he estado, el campo seguía estando bien igual que aquí. Si tienes un jardín impecable y llueve mucho, el jardín estará de nueve, no estará de diez, pero para nosotros es un lujo jugar aquí. No hay muchos campos que estén así de preparados y eso lo agradecemos mucho”.

La desilusión de la primera jornada llegó de la mano de Jon Rahm que sufrió más de lo esperado en el recorrido sanroqueño. “El día ha sido bastante malo, qué voy a decir. No sé qué ha pasado del 2 al 8. Quitando el birdie del 3 no ha sido nada agradable. No salían las cosas, no estaba cómodo y en la segunda vuelta meter el putt del 12 me ha encarrilado un poco. En general, no ha sido un día bueno y fastidia, siendo mi primer torneo en España”.

Valderrama no es una plaza fácil para novatos y ha pasado factura al jugador vasco, que ha entregado una tarjeta con bogeys al 2, 4, 6, 7 y 15 por birdies al 3 y 13. “Es muy fácil estar incómodo si nunca lo has jugado. No es que haya pegado malos golpes, sino que los buenos no han acabado todo lo cerca posible y me falta experiencia de jugar en Valderrama. Es un campo que tiene mucho truco, un poco como Augusta. Pocos jugadores habrá que vengan aquí por primera vez y ganen, seguro. Pero todavía no ha acabado esto [risas], que el Tour se gana en París”.

“Es golf y punto”, afirma Rahm. “Seguramente no lo he llevado bien mentalmente. De swing estoy cómodo, ha sido un poco de todo: algún mal swing, algún mal putt que me ha llevado a cometer algún error mental y entrar en una cadena de bogeys que no he podido parar.”

 



Imprimir noticia | Volver








© 2017 Noticias de la Villa | Contacto | Aviso legal | Publimarkplus S.L.



validación del css validación xhtml validación del AA